Caminando entre Dinosaurios

Esta vez ha costado un poquito más pero es que he visto tantas veces Caminando entre Dinosaurios que me daba algo de pereza verla de nuevo sabiéndome ya los capítulos. Realmente hay más capítulos que los 6 de los que voy a hablar, pero... no los he conseguido y no los he visto, así que solo trataré 6, que ya son bastantes. 

¿De qué va?
Esta vez nos alejamos de lo tratado por Caminando entre Monstruos pero no vamos demasiado lejos. En el último capítulo se hablaba del Euparkeria, un reptil que podía correr a dos patas y que daría origen a los dinosaurios. La serie muestra desde su aparición hasta su desaparición. 

Capítulo 1. Sangre Nueva
Coelophysis
Triásico. Los dinosaurios en este periodo son ya la especie que más ha proliferado en la tierra, casi marginando al resto de criaturas como a los reptiles mamiferoideos, que se han convertido en especies pequeñas. Pero aparte de dominar la tierra, también empiezan a dominar el cielo y el mar. Uno de los primeros dinosaurios fue el coelophysis, muy ágil y un depredador que en el documental se muestra colaborando con otros de su especie. También aparece un pequeño pterosaurio, un postosuchus, una manada de placerias y una familia de cinodontos, pequeños reptiles mamiferoideos que viven en una madriguera y tienen instintos paternales. Pero su refugio será descubierto por los coelophysis y tendrán que comerse a sus crías y buscar un nuevo lugar. Respecto al postosuchus que no es un dinosaurio, al atacar a los placerias se verá herido y acabará devorado por los coelophysis. Y es que no es la época de estos seres, sino que empieza la era de los dinosaurios. 

Cinodonto

Capítulo 2. La Era de los Titanes
Diplodocus
El capítulo empieza con el parto de un diplodocus y la vida de sus crías, que tendrán que aprender a defenderse por sí mismas al no tener su madre ningún instinto maternal. Sus andanzas empezarán en el bosque, donde deberán alimentarse para crecer y alcanzar un tamaño con el que no sean presas fáciles. Así, se verán rodeadas por un stegosaurio y dos allosaurios. El stegosaurio, al ver a los carnívoros, se pondrá a la defensiva y los pequeños solo podrán escapar por su lado con el peligro de ser alcanzados por la cola llena de púas del herbívoro. Una cría no tendrá mucha suerte, pero al menos dos hermanos sobrevivirán. Llegará un momento en el que sean demasiado grandes para vivir en el bosque y tendrán que buscar la compañía de un rebaño de diplodocus donde se encuentren a salvo con dinosaurios de su especie de mayor tamaño que puedan defenderles. Aun así no será fácil. 

Stegosaurus

Capítulo 3. Mar Cruel
Ophtalmosaurus y ammonites
Esta vez nos desplazamos hasta el agua para conocer a las criaturas que lo habitan, que son reptiles que se han habituado a la vida en el agua pero que no son dinosaurios. Pero también hay otras especies como tiburones o ammonites. En el capítulo aparece el liopleurodon, el más grande depredador del mar, y también tiburones o una especie de ictiosaurio: el ophtalmosaurus. Éste, con la forma casi de un delfín actual, paría a sus crías vivas y nacían con la cola por delante para no ahogarse hasta que pudieran salir. Así, nada más nacían subían a la superficie para tomar aire. Y es que tanto el ophtalmosaurus como el liopleurodon tenían que respirar aire. Por otra parte también se muestra la vida en las islas que conforman el panorama. Los carnívoros no tienen muchas presas que comer y parece que los pterosáurios son los únicos que se las arreglan medianamente bien. 
 
Hybodus


Capítulo 4. Gigante del Cielo
Iberomesornis
Es la época de los reptiles voladores, los pterosaurios. La historia se centra en un especímen de ornithocheirus, el más grande de los cielos, y concretamente en uno que ya tiene 40 años. Es la época y tiene que migrar para aparearse hasta llegar a una europa separada por un primitivo océano atlántico. En su viaje, encontrará otros pterosaurios o una manada de iguanodons, que son unos dinosaurios que han proliferado y se han extendido mucho. Llegará a lo que un dia será España y encontrará a los próximos reyes del cielo, que serán los pájaros, una especie más evolucionada que el archaeopteryx, conocida como iberomesornis. Al fin llegará agotado a la playa donde los de su especie se aparean pero su lugar en el centro está ocupado y otros machos no le dejan aterrizar. Se verá obligado a desplazarse a los extremos y finalmente sin haberse apareado morirá. 
 
Tropeognathus (ornithocheirus)


Capítulo 5. Espíritus del Bosque Helado
Koolasuchus
Antártida. Debido al clima más cálido esta zona no se compone solo de hielo sino que alberga verdaderas selvas. Sí es cierto que durante los meses de oscuridad la temperatura es muy baja, pero algunos dinosaurios han sabido adaptarse, al igual que insectos y demás. En el capítulo se trata sobre la vida de los leaellynasaura, unos pequeños herbívoros habituados a las duras condiciones del terreno. Se muestran como un clan, con hembra y macho dominantes y siempre hay alguno del grupo vigilando por si hay peligro. Así aparece un koolasuchus, un anfibio carnívoro y de gran tamaño que, desplazado por los cocodrilos, sobrevive en este clima frío. Con la llegada del verano, se desplaza a un río cercano y los leaellynasaura se aparean y hacen sus nidos. Estos nidos no son inmunes a los depredadores pero algunas crías consiguen sobrevivir. Con la llegada del verano también llegan los muttaburrasaurus, demasiado ruidosos para escuchar sonidos más amenazadores, y un tipo de allosaurus. Pero pronto llegará el invierno. Los leaellynasaura pueden ver bien en la oscuridad y eso facilita las cosas, aparte de hibernar, pero es un clima muy difícil que acabará cambiando y propiciando la extinción de estas especies. 
 
Leaellynasauria

Capítulo 6. Muerte de una Dinastía 
Tyrannosaurus rex
65.000.000, Cretácico, se acerca el fin de los dinosaurios. Hay muchas estrellas fugaces pero los dinosaurios no parecen darse cuenta. Esta vez nos centramos en el T. Rex, concretamente en una hembra en época de apareamiento. Los machos eran más pequeños que las hembras así que si querían aparearse tenían primero que cazar algo para ofrecérselo y que no les atacaran. En este caso el T. Rex macho caza un triceratops para la hembra, que lo acepta. Así, cuando la hembra se cansa el macho se va, y ésta se dispone a poner los huevos y velar 2 meses por el nido, que no se ve ausente de los ladrones de huevos. Se muestran otros dinosaurios como el torosaurio y el uso de sus placas y cuernos por el derecho de aparearse; como también una serpiente, la dinilysia. Las crías del T. Rex consiguen sobrevivir, al menos dos ya que la más débil se ve desplazada por sus hermanos, acaba huyendo y probablemente muerta por éstos. Pero aparece por las cercanías un ankylosaurus, que al ver un carnívoro se siente amenazado y se vuelve agresivo. La madre T. Rex protege a sus hijos pero el ankylosaurio le rompe una pata. Sin poder cazar, muere poco después mientras sus crías esperan a su madre. Poco después, el meteorito choca contra la tierra y acaba con los dinosaurios, aunque no por completo, ya que evolucionaron convirtiéndose en pájaros. 

Triceratops

No hay comentarios:

Publicar un comentario